Andy Ruiz, el boxeador mexicano que hizo historia el pasado 1 de junio de 2019 tras obtener el primer campeonato de nuestro país de peso completo. Venció con un nocaut en el round siete al británico Anthony Joshua.

El boxeador está muy orgulloso del lugar donde viven sus padres, para probarlo, se hizo un tatuaje que dice “Hecho en México”. Su padre reveló para una revista que a los 10 años siempre peleaba con policías, por lo que decidió meter a Ruiz al boxeo con tan solo seis años de edad.

El ahorita campeón siempre se vio afectado por su sobrepeso debido al bullying que le hacían. Menciona a la revista: “En mi primera pelea amateur, tenía 7 años y no había niños en mi peso, así que luché contra hombres mayores. Me costó un poco acostumbrarme y a veces me deprimía”.

Finalmente conoció a su entrenador Fernando Ferrer, con quien llegó su éxito, comenzó a destacar en el amateur, y obtuvo dos medallas de oro en los Juegos Olímpicos Juveniles Nacionales de México y el Campeonato Mundial de Peso Pesado de Ringside.

Su debut como profesional fue a los 19 años en Tijuana, lugar en el que peleó ante Miguel Ramírez, ganando por nocaut en el primer asalto. En 2016 perdió ante Joseph Parker en Nueva Zelanda por el título pesado de la OMB.

Actualmente, en el 2019 llegó la revancha, donde tuvo la oportunidad de pelear el cetro ante Anthony Joshua y todo gracias a un mensaje enviado a través de Instagram hacia el promotor Eddie Hearn donde Andy Ruiz se propuso como el retador.

Andy Ruiz logró convertirse en el campeón de peso completo de los títulos de la Asociación Mundial (AMB), la Federación Internacional de Boxeo (FIB) y la Organización Mundial de Boxeo (OMB).