Apreciación de la belleza y la excelencia se define como valorar la hermosura de las cosas, del día a día, e interesarse por diferentes ámbitos de la vida como son la naturaleza, el arte o las ciencias; está muy relacionada con la elevación, el asombro, la admiración, la sorpresa o el maravillarse.

“Ratatouille” es una película producida por Pixar en donde Remy, nos muestra la apreciación en de la comida, la belleza de cada alimento, su sabor tan único, la maravilla de Paris, los paisajes y el aroma, la vida que lo rodea y por supuesto, reiterando, las artes culinarias.

El inspector, al probar el platillo que había solicitado queda pasmado, tanto es así, que el sabor le recuerda momentos de su niñez cuando su madre le cocinaba ese mismo plato.

Peterson y Seligman proponen la apreciación de la belleza y la excelencia como una fortaleza del carácter y la definen como la capacidad para percibir y apreciar la belleza, la virtud.

Las personas que poseen la fortaleza de apreciación a la belleza y la excelencia son individuos que valoran los acontecimientos y actos de su vida cotidiana Se deleitan observando el paisaje mientras caminan, disfrutan de la literatura de una novela o admiran las obras de arte concebidas por artistas, entre otros contextos.

Puedes impulsar y poner en práctica esta fortaleza mediante ejercicios como; cuando se esté observando algo bonito puedes describir la belleza de ese momento en pocas frases; organizar excursiones y paseos por espacios verdes, también buscar experiencias agradables como pueden ser acampar al aire libre, una ducha caliente o incluso acostarse en una cama con sábanas recién limpias.