Blake Mompher, un niño de cinco años que fue diagnosticado con espina bífida, conmovió a todos sus compañeros y profesores al recibir su diploma con la ayuda de una caminadora en un colegio de EE.UU.

Durante la ceremonia, se puede observar en el vídeo al pequeño muy feliz por su logro, mientras que el público presente no dejaba de aplaudirle.

Blake, fue diagnosticado cuando su madre tenía 20 semanas de embarazo. El medio explicó que la espina bífida es un defecto de nacimiento que se produce cuando la médula espinal no se forma correctamente. 

Lo que le causa problemas para caminar debido a que los músculos en las piernas se debilitan. A pesar de todo, él nunca se rindió y meses antes de la graduación asistió a terapias especializadas para poder recuperar un poco de movilidad y así recibir su diploma.

“Ese es nuestro objetivo principal: ser un atisbo de esperanza y ánimo para otras personas que se encuentran en la misma situación”, comentó Aric, el padre del pequeño al medio estadounidense.