Chick-fil-A es una cadena de restaurantes que se especializa en pollo; es la segunda cadena de restaurantes basada en pollo de comida rápida en los Estados Unidos.

Este es el caso de una sucursal que se encuentra en el estadio de los Falcons de Atlanta, donde se llevó a cabo el Super Bowl, principal campeonato profesional de fútbol americano en los Estados Unidos.

El restaurante, por políticas de la empresa no abre los domingos  y, por lo tanto, el día del evento se les ocurrió cerrar sus puertas. Aunque es una política regular de la empresa no abrir los domingos, cualquiera hubiera pensado que asitiría gente de todo el mundo al estadio más lujoso de los Estados Unidos.

A pesar de eso, la cadena anunció que respetaría sus valores por lo que no abrió el día del Super Bowl donde se disputó el partido de los Rams vs. Patriots.