Blonde woman in red dress and red mantle jumping outdoor as a superhero against blue sky

¿Conoces a alguien que parece vivir en una buena racha permanente?

¿Has escuchado comentarios random del amigo de un amigo respecto a su futuro es decir, el tipo de persona que dice que un día dirigirá una empresa, o conseguir un anhelado y casi imposible ascenso en el trabajo o incluso que lo muevan a otra parte del mundo a pesar de tener todos los factores en contra?

Este amigo de un amigo es la clave para pensar que es muy sencillo conseguir lo que quieres en la vida, sin embargo, es muy probable que previo a esto, se haya tenido que dominar una serie de procesos y formas de pensar para así poder desarrollar un plan de acción, convirtiéndose en gurús del cómo pedir, asegurándose de recibir lo que ellos solicitan. Para estos amigos de un amigo, es una cualidad casi instintiva y que les viene de forma natural. Para nosotros, existen entrenamientos para el pensamiento, de esta manera podremos expresar mucho mejor lo que queremos y aumentar, considerablemente las probabilidades de lograr los objetivos.

Visualizar-se

Es el primer paso para poder ir en búsqueda de tu objetivo, debes pensar exactamente qué es lo que quieres, con nombre y apellido, con forma y fondo.

Los gurús que han desarrollado sus propias proyecciones, saben cómo indicar y que desean de forma clara y precisa, tanto a ellos como al resto de las personas.

Si estás plenamente comprometido con tus metas, puedes mantener tu motivación centrándote en la información de lo que le falta por llevar a cabo. Pero si tu compromiso es dudoso, puedes aumentar tu automotivación centrándote en la información de lo que ya has logrado (Cleave 2012)

Propicia la visión y el escenario, hazlo, no asumas que la gente con la que trabajas, colaboras, convives o estudias, sepa exactamente qué es lo que quieres.

Según el psicólogo Roy Baumeister, la autorregulación es como un músculo -cuanto más se ejercita, más fuerte se vuelve. Ser más disciplinados en un dominio de su vida, por ejemplo, en hacer ejercicio físico o en la gestión de sus finanzas, puede ayudarle a desarrollar un mayor autocontrol en otras áreas.

No se olvide que el autocontrol requiere energía, parece ser que el autocontrol depende del nivel de glucosa en la sangre, por lo que es más probable que la falta de autocontrol se dé en momentos en que los niveles de glucosa en la sangre fluctúan. Esto significa que comer adecuadamente para mantener estable el nivel de glucosa sanguínea conduce, así mismo, a mantener el autocontrol.

Comunicación efectiva

Cuando sabes que es lo que te motiva y que tu contraparte está interesada, emplear las palabras correctas en términos de la necesidad de la otra persona.

Es más fácil cumplir con la meta de lo que quieres cuando las dos partes buscan lo mismo.

Adapta tus preguntas

Para mucha gente pedir lo que quiere en la vida puede representar una tarea sencilla.

En países como Alemania por ejemplo, la gente le saca la vuelta a temas delicados a manera de ser corteses, y son resistentes a cualquier cosa que pueda verse como una auto-promoción.

La gente es temerosa de pedir lo que quiere y es por el miedo al rechazo. Por ejemplo, en Estados Unidos, la gente es insistente en pedir lo que quiere hasta que lo consigue, aquí parece como una ofensa que alguien diga “no” a mis ideas, o si “desmorona mis esperanzas” puede tener consecuencias devastadoras.

En el caso de las culturas asiáticas, es poco frecuente pedir algo, a menos que estés completamente seguro de conseguirlo.

Trabajar duro y ser persistente

Los gurús del pedir, no se mantienen en la parte de visualizar y argumentar, en su trayecto trabajan duro, ya que, llegar a donde quieres no es cosa de un instante, tienes que enfrentar obstáculos, subir y bajar, incluso abrir tus propias ventanas.

Si eres auténtico y verdadero conseguirás cumplir con tu objetivo, el objetivo, es el camino. Gran parte de esto es pasar suficiente tiempo a solas para contemplarlo.