Servicios de emergencia recibieron reportes de un fuerte olor a gas en la biblioteca de la Universidad de Canberra provocado por un durian, la fruta más apestosa del mundo y ha provocado la evacuación de 550 personas de una biblioteca universitaria ubicada en Australia.

Según medios locales, los servicios de emergencia respondieron a reportes de un fuerte olor de gas en la biblioteca de la Universidad de Canberra. Tras la evacuación de la gente y una minuciosa búsqueda, los oficiales lograron identificar su fuente.

Un durian dejado dentro de un cubo de basura, ubicado cerca de un orificio de ventilación. La fruta fue removida del edificio en una bolsa sellada.

“¡Hemos abierto! El persistente olor parecido a gas en el edificio es completamente seguro: alguien dejó un durian en uno de nuestros contenedores”, publicó la biblioteca en su página oficial de Facebook tras aclararse la situación.

Desde la misma afirmaron que la comida está permitida en zonas del edificio, pero que si el durian fue dejado a propósito, no es una conducta apropiada de los estudiantes, y si no, es una falta de sentido común.