El concepto de prudencia está vinculado a múltiples valores. El poder expresarse con un lenguaje claro y adecuado forma parte de la prudencia. Se trata de la virtud que lleva a alguien a desenvolverse de modo justo y adecuado.

“Nosotros los Nobles”, una historia de tres jóvenes mimados que por una broma de su papá, los hace trabajar para que sepan lo que es ganarse la vida de esta manera, es como van aprendiendo sobre la vida real, sin lujos y siendo mas consiente de sus actos.

Antiguamente, los egipcios solían representar a la prudencia con una serpiente con tres cabezas (de león, de lobo y de perro). Se decía que un individuo era prudente cuando tenía la astucia de las serpientes, el vigor y la fuerza de los leones, la agilidad y la rapidez de los lobos y la paciencia propia de los perros.

Se emplea como sinónimo de sensatez, mesura, templanza, cautela o moderación, y se utiliza para evitar posibles daños, dificultades, inconvenientes, y respetar la vida, los sentimientos y las libertades de los demás.