Se puede decir que se habla de autocontrol a la capacidad de contener o poder manejar administrar impulsos y compulsiones de uno mismo.

Cuando una persona no tiene autocontrol pierde los nervios ante una situación y reacciona de forma imprevisible. Para tener autocontrol se tiene que crear un mundo interior y dejar a un lado las circunstancias externas entendiendo que la verdadera felicidad depende de tu actitud.

En la popular escena de la película titulada Locos de ira, el personaje de Jack Nicholson hace cantar “I am pretty” al personaje de Adam Sandler en medio de un puente para calmarlo. Con esto nos enseñan que el autocontrol es una parte fundamental en nuestra vida para poder vivir mejor.