La honestidad es un valor moral fundamental para entablar relaciones interpersonales basadas en la confianza, la sinceridad y el respeto mutuo.

En la escena de “Love, Rosie”, Rosie, dio un discurso el día de la boda de su mejor amigo, donde prácticamente confesó que Alex era el amor de su vida. A pesar de la situación en la que se encontraba, actuó con total honestidad para hacerle saber a Alex lo que sentía por él.

Una persona que actúa con honestidad lo hace siempre apoyada en valores como la verdad y la justicia, no antepone sus propias necesidades o intereses. En este sentido, es una persona apegada a un código de conducta caracterizado por la rectitud, la probidad y la honradez.