Las personas empáticas son capaces de captar una gran cantidad de información sobre la otra persona a partir de su lenguaje no verbal, sus palabras, el tono de su voz, su postura, su expresión facial, etc. En base a esa información, pueden saber lo que está pasando dentro de ellas.

La película trata sobre la relación entre Melvin, un excéntrico escritor con un trastorno obsesivo interpretado por Jack Nicholson, con una camarera y su vecino homosexual.

El problema de comportamiento de Melvin le impide sentir cualquier tipo de empatía por aquellos que le rodean. Su egoísmo es extremo y sólo se preocupa en satisfacer sus necesidades, sin tener en cuenta los sentimientos o necesidades de los demás, incluso llegándolos a ridiculizar.

Melvin va dándose cuenta de que sus actos tienen consecuencias emocionales en sus compañeros y empieza a comprender los sentimientos ajenos.