En un video grabado en la cuidad de Minnesota, se ve un niño llamado Conway y Dozer, quien se encontraba en el patio disfrutando una tarde agradable, al igual el perro de su vecino. 

Lo que no les impidió estar separados por una cerca, el pequeño, lanza la pelota lo más lejos que pudo, al momento de pasar de otro lado su nuevo mejor amigo le regresa la pelota.  

Chad Nelson, padre del niño, fue quien subió el tierno video a las redes sociales, en él se muestra como su bebé de dos años se la está pasando de maravilla junto a la mascota del vecino. 

Dos seres llenos de inocencia que nos hicieron pasar un buen rato y por supuesto ellos se la pasaron de maravilla.