La honestidad es un comportamiento que se une a los valores de verdad y justicia; es el respeto a la verdad y al derecho de los demás. Ser honesto es ser sincero, franco, no tener malas intenciones en el trato con las otras personas.

En “Reto de valientes”, Javier recibe una propuesta para ascender de puesto, en el que tenía que hacer algo ilegal. Pese a tener la necesidad de un mejor salario, él decide no aceptarlo, demostrando su honestidad, que al final será recompensada por su jefe.

No debemos olvidar que los valores deben primero vivirse personalmente, antes de exigir que los demás lo muestren. La persona que es honesta es siempre sincera en su comportamiento y palabras; cumple con sus compromisos y obligaciones, reconoce sus limitaciones o imposibilidad de hacer o algo cuando en realidad así sea.

La honestidad se nutre de las enseñanzas de nuestros mayores, las que recibimos en el hogar desde pequeños, por eso es fundamental que la sociedad asuma la importancia de la honestidad como parte del día a día.