La pasión por aprender es una de las fortalezas psicológicas del ser humano y está comprendida dentro de la virtud de la sabiduría.

Las personas que poseen esta fortaleza psicológica están motivadas para adquirir nuevas habilidades, conocimientos o experiencias. Son personas que se sienten muy bien cuando están aprendiendo cosas nuevas y disfrutan más del hecho de aprender que de los posibles logros futuros.

En la película “Una mente maravillosa” obsesionado con la búsqueda de una idea matemática verdaderamente original, el brillante estudiante John Forbes Nash, llega a Princeton para realizar sus estudios de postgrado. Finalmente, Nash encuentra una revolucionaria teoría y consigue una plaza de profesor en el MIT.