La honestidad es vivir una vida de acuerdo con lo que se piensa, como se actúa y como hablamos con relación a nosotros mismos y con relación a todos los demás. Procurar anteponer la verdad en sus pensamientos, expresiones y acciones.

“Perfume de Mujer”; la mayoría de los ejemplos sobre honestidad están ante un tribunal, el momento de la cuerda floja entre decir la verdad o mentir. Este chico, se encuentra en una decisión entre decir la verdad u ocultar lo que hicieron sus compañeros a pesar de que él, se vea más perjudicado.

También puede decirse que una persona es honesta consigo mismo cuando tiene un grado de autoconciencia significativa y es coherente.

Es el reconocimiento de lo que está bien; sin embargo, la honestidad y la integridad no muchas veces son bien vistas, por su postura a favor de la verdad. Sobre todo a la juventud se le hace difícil mantener una postura firme en sus ideas y principios debido a la gran presión social.